Fondo Europeo de Defensa: 5 500 millones de euros anuales para impulsar las capacidades de defensa de Europa

La Comisión pone en marcha hoy el Fondo Europeo de Defensa para ayudar a los Estados miembros a utilizar el dinero de los contribuyentes de manera más eficiente, reducir las duplicaciones de gastos y gestionar mejor el dinero. El Fondo, anunciado por el presidente Juncker en septiembre de 2016 y respaldado por el Consejo Europeo en diciembre de 2016, servirá para coordinar, complementar y ampliar las inversiones nacionales en la investigación para la defensa, en el desarrollo de prototipos y en la adquisición de tecnología y equipos militares.

Jyrki Katainen, vicepresidente responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha afirmado: «En toda Europa, la gente se preocupa por su propia seguridad y la de sus hijos. Como complemento a nuestra cooperación con la OTAN, tenemos que hacer más y debemos hacerlo mejor. Hoy estamos demostrando que podemos pasar a la acción. El Fondo actuará como catalizador para una sólida industria europea de defensa que desarrolle tecnologías y equipos de vanguardia y plenamente interoperables. Los Estados miembros seguirán siendo los que guíen este proceso, verán su dinero bien empleado y, en última instancia, tendrán más influencia.»

La comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, ha añadido: «Europa tiene que convertirse en un proveedor de seguridad. El Fondo apoyará la investigación colaborativa en defensa y el desarrollo conjunto de capacidades de defensa. Por tanto, supondrá un punto de inflexión para la autonomía estratégica de la UE y la competitividad de la industria europea de la defensa, incluidas las numerosas pymes y empresas de mediana capitalización que forman la cadena de suministro de defensa.»

El Fondo Europeo de Defensa tiene dos secciones:
Investigación: La vertiente investigación del Fondo ya está produciendo resultados. A partir de 2017, la UE ofrecerá, por primera vez, subvenciones para la investigación colaborativa en tecnologías y productos de defensa innovadores, cuya financiación completa corresponderá directamente al presupuesto de la Unión. Los proyectos que opten a la financiación de la UE se centrarán en ámbitos prioritarios previamente acordados por los Estados miembros, como la electrónica, los metamateriales, el software encriptado o la robótica. La financiación será como sigue: Un total de 90 millones de euros hasta finales de 2019; para 2017 han sido asignados 25 millones de euros.

Hoy se abre una convocatoria de propuestas de proyectos relativos a sistemas no tripulados en el sector naval y sistemas del soldado. La firma de los primeros acuerdos
de subvención está prevista para finales del presente año.

500 millones de euros al año después de 2020.

En 2018, la Comisión propondrá un programa de investigación en materia de defensa de la UE con un presupuesto anual estimado de 500 millones de euros y convertirá a la Unión Europea en uno de los mayores inversores de Europa en la investigación en materia de defensa.

Desarrollo y adquisición: El Fondo creará incentivos para que los Estados miembros cooperen en el desarrollo y la adquisición conjuntos de tecnología y equipos de defensa merced a la cofinanciación del presupuesto europeo y el apoyo práctico de la Comisión. Los Estados miembros pueden, por ejemplo, invertir conjuntamente en desarrollar tecnología de drones o comunicación por satélite, o comprar helicópteros al por mayor para reducir los costes. Solo serán admisibles los proyectos colaborativos, y una proporción del presupuesto total se destinará a proyectos que impliquen la participación transfronteriza de las pymes.

La UE ofrecerá cofinanciación con: un total de 500 millones de euros para 2019 y 2020, dentro de un programa específico de defensa y desarrollo industrial propuesto hoy. 500 millones de euros al año después de 2020. Un programa más sólido que se preparará para después de 2020, con un presupuesto anual estimado de 1 000 millones de euros. El programa estimulará la financiación nacional, con un previsible efecto multiplicador por 5. De este modo, podría generar una inversión total de 5 000 millones de euros anuales en el desarrollo de las capacidades de defensa a partir de 2020.

Un Plan de Acción Europeo de Defensa ambicioso contribuirá a hacer que la Unión Europea proteja y defienda a sus ciudadanos, complementando otras vertientes de acción complementarias, como el plan IP/17/1508 de aplicación de la Estrategia Global de la UE en el ámbito de la seguridad y la defensa, en el que se presenta un nuevo nivel de ambición para la Unión y se determinan las medidas para conseguirlo, o la implementación de la declaración conjunta UE-OTAN, firmada por el Presidente del Consejo Europeo, el Presidente de la Comisión y el Secretario General de la OTAN.

Con el apoyo del Parlamento Europeo y los Estados miembros, el Fondo Europeo de Defensa puede convertirse muy pronto en el motor que impulsará el desarrollo de la Unión Europea de Seguridad y Defensa que esperan los ciudadanos.
De cara al futuro, y a raíz del Libro Blanco de la Comisión sobre el futuro de Europa, la Comisión publica también hoy un documento de reflexión para abrir un debate público sobre la forma en que podría desarrollarse la Europa de los Veintisiete de aquí a 2025 en el ámbito de la defensa.
Antecedentes
En sus orientaciones políticas de junio de 2014, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, consideró prioritario reforzar la seguridad de los ciudadanos europeos. En su discurso sobre el estado de la Unión de 2016, el presidente Juncker anunció la creación de un Fondo Europeo de Defensa.

Hay importantes argumentos económicos a favor de una mayor cooperación entre los países de la UE en materia de gasto en defensa. Se estima que la falta de cooperación entre los Estados miembros en el ámbito de la defensa y la seguridad cuesta anualmente entre 25 000 y 100 000 millones de euros. El 80 % de la adquisición y más del 90 % de la investigación y la tecnología se llevan a cabo a escala nacional. La adquisición en común podría suponer un ahorro de hasta el 30 % del gasto anual en defensa.

La actuación fragmentaria en lo que se refiere a la defensa causa también una innecesaria duplicación, y afecta a la capacidad de despliegue de las fuerzas de defensa. Mientras que en la UE hay ciento setenta y ocho sistemas de armas diferentes, los Estados Unidos solo tienen treinta. Tenemos diecisiete tipos diferentes de carros de combate, frente a uno solo en los Estados Unidos. En Europa  hay más fabricantes de helicópteros que gobiernos que puedan comprarlos.

El 30 de noviembre de 2016, la Comisión presentó el Plan de Acción Europeo de Defensa, según el cual un Fondo Europeo de Defensa y otras medidas pueden ayudar a hacer más eficiente el gasto de los Estados miembros en capacidades de defensa conjuntas, reforzar la seguridad de los ciudadanos europeos y fomentar una base industrial competitiva e innovadora. La iniciativa fue bien acogida por los dirigentes de la UE durante las reuniones del Consejo Europeo de diciembre de 2016 y marzo de 2017, y la Comisión recibió el mandato de presentar las propuestas de hoy.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Sistema de Noticias del Caribe

Agencia de Noticias, Publicidad, Producciones y Eventos en el Caribe de Nicaragua
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s